Apartados tres sanitarios catalanes por colar a sus familiares en la vacunación de una residencia

Una empleada sanitaria lleva a cabo el proceso de vacunación). EFE/ Massimo Percossi

El Departamento de Salud ha abierto un expediente a tres sanitarios que presuntamente colaron en la vacunación contra el coronavirus de una residencia a familiares que no estaban incluidos dentro del plan de inmunización. Lo ha desvelado el secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, que ha informado de que se les ha apartado provisionalmente de sus funciones a la espera de conocer más detalles.

El incidente, que Argimon ha calificado de muy “grave”, tuvo lugar en una residencia de personas con discapacidad en la región sanitaria de Terres de l’Ebre, en Tarragona. Según ha detallado el secretario de Salud Pública, los sanitarios encargados de la vacunación, que pertenecen al Instituto Catalán de la Salud (ICS), invitaron a familiares suyos a ponerse la dosis de Pfizer/BioNTech. 

“Tiene que quedar muy claro que no admitiremos ninguna situación de este tipo”, ha advertido Argimon, que ha insistido en que sancionarán cualquier conducta irregular en cuanto a la vacunación de la población. “Esto no representa a las trabajadoras y trabajadores que en estos momentos están vacunando, que lo hacen por la mañana, por la tarde y por la noche, dándolo todo, doblando turnos”, ha insistido el secretario.

Un caso parecido ocurrió recientemente en la Comunidad de Madrid, en la residencia Valdesur. En esa ocasión fueron los trabajadores de la residencia los que invitaron a familiares a ponerse las dosis.

Argimon ha comparecido este miércoles junto a la subdirectora general de Promoción de la Salud, Carmen Cabezas, para dar cuenta de la campaña de vacunación. Hasta la fecha, se ha vacunado con la primera dosis a 91.335 personas, de las cuales 31.884 usuarios de residencias, 16.636 profesionales de esos centros y 42.815 sanitarios. Las previsiones de Salud son que a finales de semana habrán inmunizado a toda la población de las residencias y, a principios de la que viene, podrán empezar con las segunda dosis. Argimon ha explicado que la aceptación de la vacuna entre los primeros colectivos en recibirla está siendo muy alta. Entre los sanitarios y los residentes, el rechazo es residual, aunque es superior entre el personal que trabaja en residencias: alrededor del 7%.

Por lo que respecta a la vacuna de Moderna, las primeras 5.800 dosis llegan este miércoles a Catalunya y se se empezarán a administrar en los hospitales de Amposta, de Mataró, Althaia de Manresa y Sant Joan de Déu de Barcelona. Una vez se reciban las dosis, se han de esperar unas horas para comprobar que el proceso de envío y mantenimiento de la temperatura ha sido el correcto. Cuando reciban el visto bueno, Salud las distribuirá por el territorio y será entre viernes y sábado cuando se administrarán entre los profesionales sanitarios de los cuatro hospitales, según las previsiones.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats