Puig pide el estado de alarma y anuncia que el toque de queda es efectivo desde la madrugada de este domingo

El presidente del Consell, Ximo Puig, en la reunión del CECOPI.

La Comunitat Valenciana se suma a otras ocho autonomías y solicita al Gobierno que declare el estado de alarma con el objetivo de tener más herramientas legales para hacer frente a la pandemia, principalmente en lo que a la movilidad de los ciudadanos se refiere.

Así lo ha anunciado el presidente del Gobierno valenciano, Ximo Puig, tras la reunión que ha mantenido este sábado en el Centro de Coordinación Operativa Integrada (CECOPI), a la que también ha asistido la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, y la consellera de Sanidad Universal, Ana Barceló y la delegada del Gobierno, Gloria Calero, entre otras autoridades.

En este sentido, el Consejo de Ministros se reunirá este domingo con carácter extraordinario para abordar la declaración del estado de alarma. Además de la Comunitat Valenciana, han solicitado su aprobación Catalunya, Euskadi, Navarra, Extremadura, Asturias, La Rioja, Cantabria y Melilla. También está previsto que lo haga Castilla-La Mancha.

Puig ha comentado al respecto que "la Generalitat es partidaria de una solución común para todo España, una solución modulable, según la situación de cada territorio, para afrontar mejor esta segunda oleada de la pandemia".

Para el presidente valenciano, "es necesaria esa solución común, no podemos estar más pendientes de los tribunales que de los hospitales y no es el tiempo de las discusiones, sino de las soluciones".

Sin embargo, ha advertido de que "mientras llega una respuesta conjunta, la Comunitat Valenciana no va a quedarse esperando, no podemos perder ni un solo día".

Así, ha insistido en que, a pesar de que la Comunitat Valenciana es la segunda que menos incidencia acumulada tiene de España, no se puede "perder tiempo" puesto que "la situación empeora y hay que reaccionar con contundencia; porque perder tiempo, en este momento, es perder vidas, trabajos y bienestar".

Toque de queda y nuevas medidas restrictivas

El presidente valenciano ha confirmado también que el decreto que regula el toque de queda y que incluirá otras medidas restrictivas se publicará en las próximas horas, por lo que desde la madrugada de este domingo queda prohibida la movilidad de los ciudadanos entre la media noche y las 06.00 horas hasta el 9 de diciembre.

El jefe del Consell ha detallado también las nuevas medidas restrictivas que incluye el decreto. La primera de ellas limita a seis personas las reuniones familiares o sociales en espacios públicos y privados. Además, los parques y espacios públicos deberán permanecer cerrados a partir de las las 22.00 horas.

En cuanto a la hostelería, deberá cerrar a la media noche, se prohíbe el consumo en barra y no podrá haber más de seis personas por cada mesa o agrupación de mesas.

El decreto también recoge la prohibición de la venta de alcohol entre las 22.00 y las 08.00 horas, salvo en los establecimientos hosteleros.

Como recomendación, la nueva resolución pide aplazar las actividades familiares o sociales que no sean imprescindibles, así como limitar la actividad social en las próximas semanas.

Puig ha justificado estas medidas con datos y ha asegurado que ahora mismo el riesgo es innegable: "Los casos detectados esta semana en la Comunitat Valenciana han duplicado los de la semana anterior. Por eso, consideramos urgente reforzar las medidas que frenan la propagación del virus y protejan la salud. Es inaplazable evitar la concentración y deambulación de personas en la franja nocturna en que se producen botellones y fiestas privadas en domicilios particulares".

Y es que, según ha informado, "2 de cada 3 brotes tienen origen social, con una gran incidencia del ocio nocturno no reglado" y ha añadido que "en solo tres meses, la Consellería de Justicia ha recibido más de 20.000 actas de propuesta de sanción para incumplir las medidas de prevención ante la Covid y el foco de contagio del 90% de ellas derivan de reuniones sociales y de fiestas contrarias a la normativa sanitaria que se celebran en chalés, viviendas o casas de campo".

Puig ha advertido al respecto que "esto forma parte de nuestra manera de entender la vida, pero ahora no se puede hacer. Ni tampoco tolerar. Ya está bien de irresponsabilidades que ponen en peligro a nuestros mayores, a los colectivos vulnerables, al personal sanitario o a cualquier ciudadano".

Etiquetas
Publicado el
24 de octubre de 2020 - 14:04 h

Descubre nuestras apps

stats