La portada de mañana
Acceder
La presión de las comunidades aboca a España a un nuevo estado de alarma
Juan Carlos Campo: "Si nos sentamos con voluntad renovaremos el CGPJ"
Opinión - Hay vida detrás del ruido, por Rosa María Artal

Sobre este blog

Contrapoder es una iniciativa que agrupa activistas, juristas críticos y especialistas de varias disciplinas comprometidos con los derechos humanos y la democracia radical. Escriben Gonzalo Boye (editor), Isabel Elbal y Sebastián Martín entre otros.

Los Presupuestos más expansivos de la historia. ¿Una reconstrucción al servicio de quién?

Sobre este blog

Contrapoder es una iniciativa que agrupa activistas, juristas críticos y especialistas de varias disciplinas comprometidos con los derechos humanos y la democracia radical. Escriben Gonzalo Boye (editor), Isabel Elbal y Sebastián Martín entre otros.

Durante estas últimas semanas oímos que, en caso de lograrse una mayoría parlamentaria suficiente para aprobar los Presupuestos Generales del próximo año, estos serán los más expansivos de la historia. Seguramente, será así. Existen dos factores que lo permiten: por un lado, la decisión de Bruselas de suspender temporalmente las reglas presupuestarias de control de déficit a través de la activación de la cláusula de escape de los arts. 3.1.c) y 3.3.b) del TECG. Y, por otro lado, la aprobación, mediante el documento de conclusiones del Consejo Europeo del 17 al 21 de julio de 2020, del llamado Instrumento para la Recuperación y la Resiliencia (IRR), consistente en transferencias de dinero hacia los Estados para realizar inversiones. 

Ahora bien, que unos presupuestos sean expansivos no significa, necesariamente, que impliquen una salida de la crisis postpandemia en favor de los intereses de los sectores populares. Un incremento del gasto público puede hacerse para servir a los intereses del Capital. En contraposición a la falsa idea de que el mercado se regula espontáneamente por el mismo, el capitalismo ha necesitado, siempre, de la intervención estatal para la creación de un entramado institucional y normativo que le permitiera generar períodos de crecimiento. Tradicionalmente, para que un empresario haya podido obtener excedente que reinvertir necesitaba de políticas macroeconómicas que asegurasen que la cantidad cada vez mayor de mercancías producidas se pueda vender. Para que pudiera reinvertir en mejorar su maquinaria necesitaba de la existencia de una organización del sistema productivo que asegure que otro capitalista fabrique la maquinaria necesaria para el primero. O, para conseguir fuerza de trabajo mejor capacitada eran necesarias escuelas y universidades para su formación.

En este sentido, un análisis al paquete de ayudas económicas concedidas por la UE a los Estados para su reconstrucción post-COVID y las prioridades de inversión fijadas por ésta como condición para su recepción, nos hace sospechar que más que perseguir como meta la garantía de derechos sociales, los fondos concedidos, cuyo correlato serán los Presupuestos Generales, están, principalmente, destinados a llevar a cabo un conjunto de reformas estructurales y una transformación cultural que permitan adecuar la estructura estatal, jurídica y social a las nuevas necesidades de reproducción del Capital en la nueva era digital post-pandemia. El objetivo no es revertir el modelo neoliberal sino acelerarlo mediante inversión.

2 de julio de 2020

Descubre nuestras apps