Galicia abre toda la hostelería con límites y cierra la comunidad hasta el 9 de diciembre

Una terraza ocupada por palomas en el casco histórico de Santiago

Un mes después de haber echado la persiana, la Xunta ha decidido reabrir bares y restaurantes con diferentes límites según la incidencia de la COVID en cada municipio. Se acaba también el límite general a las reuniones de no convivientes en las principales ciudades y la nueva restricción al respecto fija un tope de entre cuatro y seis personas para las reuniones, dependiendo del nivel de incidencia de cada localidad. Entre las medidas, anunciadas este miércoles por el jefe del Gobierno gallego, destaca otra que mira a la frontera: Galicia pide el cierre del límite con Portugal desde este viernes y hasta el próximo día 9 de diciembre. Para evitar el tránsito hacia el país vecino se ha decidido el cierre perimetral de la comunidad hasta esa fecha.

El plan propuesto por el Gobierno gallego, tras reunirse con el comité clínico que le asesora, plantea cuatro niveles de restricciones en función del número de casos por cada 100.000 habitantes. En el más restrictivo de ellos, se abren bares y restaurantes hasta las cinco de la tarde con posibilidad de cubrir un aforo del 50% en las terrazas y con un límite de hasta cuatro personas reunidas. La propuesta más laxa es la que permite abrir hasta las 23 horas con aforos del 50% en el interior y 75% en terrazas con un límite de seis personas en cada mesa. En este último escenario entran las áreas perimetrales de las ciudades de Santiago y Ourense, tras un mes con la hostelería inactiva. Estas dos ciudades también ven el fin del cierre perimetral al que han estado sometidas durante semanas.

Feijóo asegura que la decisión se adopta tras comprobar que "desde el siete de noviembre hasta hoy hay una bajada del 25% en todos los parámetros" que rigen la evolución del coronavirus en Galicia.

No viajar a Portugal

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha pedido el cierre de la frontera gallega con Portugal y alerta del "riesgo de viajar al país vecino durante el puente". Con algunas localidades fronterizas con tasas cercanas a los mil infectados por 100.000 habitantes, la Xunta se han centrado en señalar el riesgo de que los gallegos decidan cruzar el borde fronterizo para pasar los días libres. La propuesta ya se ha puesto en conocimiento del ministerio de Exteriores que deberá validarla en colaboración con las autoridades portuguesas. Con posterioridad a la rueda de prensa en la que se ha anunciado la intención de cerrar la frontera, la Xunta a comunicado su decisión de proceder al cierre perimetral de Galicia durante el puente para evitar el tránsito hacia el país vecino.

Los niños no cuentan

De cara a los límites para reuniones y fiestas navideñas, Feijóo ha vuelto a insistir en su propuesta de no limitar los encuentros por número de personas sino por unidades familiares. De tal modo, dos familias numerosas de nueve miembros podrían sentarse a una mesa de 18 pero no estaría recomendado que hicieran lo mismo tres familias de dos miembros. Además, el barón gallego del PP propondrá en la reunión interterritorial de Sanidad que los niños de menos de 12 años no sean contabilizados a la hora de establecer límites a los banquetes de celebración.

Etiquetas
Publicado el
2 de diciembre de 2020 - 12:25 h

Descubre nuestras apps

stats